Mitos y leyendas del Wendigo

mitos y leyendas wendigo

El Wendigo (también conocido como Windigo, windibum o Witiko) es una criatura o espíritu típico de la mitología de las tribus de Nativos americanos, en especial los algonquinos. Esta tribu habitaba en lo que ahora es Alaska y Quebec y tenía fuertes creencias espirituales y chamánicas, sus ritos y creencias eran conocidas como «animismo«, creían que todos los elementos de la naturaleza, tenían espíritus que podían hacer tanto el mal como el bien.

El Wendigo es descrito como un ser raquítico, que muestra inanición, tiene apenas una capa de piel sobre sus huesos, su color se compara con las cenizas de la muerte, tiene los ojos hundidos en sus cuencas y sus labios no son más que restos de piel y sangre, tiene ampollas en su piel y su suciedad apesta a muerte y descomposición.

Se le representa como un ser humano, que después de ser poseído por un espíritu maligno, se transforma en una bestia sin moral, consumida por un hambre tan voraz por la carne humana que cazará y matará a todo con el que se cruce hasta que fallezca de inanición. El espíritu no es exorcizable por lo que se permanece en forma de Wendigo hasta morir de hambre.

Este espíritu es fuertemente asociado con el invierno, el norte, y el frío; como también la hambruna e inanición. Prefiere habitar lugares solitarios, para acechar silenciosamente a su presa. Según la leyenda este ser mitad humano mitad bestia llama a sus víctimas por su nombre, la llamada se asemejaría al embrujo de las sirenas e impulsa a los que la escuchan a adentrarse en el bosque donde les da caza.

El ritual para convertirse en este monstruo consistía en consumir carne humana, la leyenda del Wendigo originalmente se creó para prevenir a las tribus indias de caer en el canibalismo durante los tiempos de escasez de comida y en los que fríos inviernos que aislaban su fuente de alimento, se sabe que durante estas penurias no era extraño que se practicara el canibalismo entre tribus.

El primer reporte escrito de esta criatura fue hecho por Paul Le Jeune, un jesuita misionero que servía en Quebec, a principios del siglo XVII, en 1636 el Padre Paul envió a sus superiores en Roma un reporte donde se quejaba de una mujer nativa, quien en un trance espiritual previno que Atchen iba a atacar la aldea, en la carta el cura describía al Atchen como una especie similar a un hombre lobo. Los últimos informes de la aparición de un Wendigo se dieron en un pueblo llamado Rosesu en el norte de Minnesota, fue registrado a finales del siglo XIX y en las primeras dos décadas del siglo XX, durante este período ocurrieron una serie de muertes inexplicadas hasta que finalmente cesaron.

Existen muchas historias sobre su origen, algunas aseguran que procede del mundo sobrenatural, perteneciente a los espíritus malignos y demás criaturas de las sombras; y hay quienes especulan que su aparición fue causa nuestra, cuando alguien consumía carne humana, buscando absorber la fuerza y el espíritu del cadáver, esto despierta o convoca en el al Wendigo y se manifiesta cuando su hambre por consumir carne humana crece y crece sin encontrar sustituto.

2 comentarios en “Mitos y leyendas del Wendigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *