Mito del Tezcatlipoca Negro

mitos tezcatlipoca

Los Tezcatlipocas en la Cosmogonía Náhuatl son los hacedores del universo vertical y horizontal, hijos únicos de la pareja creadora Ometecuhtli y Omecíhuatl, de los cuales recibieron la habilidad de la creación, son los únicos que pueden crear otros a seres vivos sin procrearlos. Los númenes mexicas se transforman, multiplican su personalidad para poder cumplir con todas sus acciones divinas, de esta manera una deidad puede ser benévola o malévola. Tal vez, porque los Mexicas creían profundamente en la naturaleza dual del Universo, que contenía en su interior a la vez todas las posibilidades de creación y destrucción.

Tezcatlipoca (náhuatl: tezcatlipoca, «espejo negro humeante» «tezcatl, espejo; tliltic, negro; poca, que humea»). Es el señor del cielo y de la tierra, fuente de vida, tutela y amparo del hombre, origen del poder y la felicidad, dueño de las batallas, omnipresente, fuerte e invisible. Entre los nahuas, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca son dualidad y antagonía. Quetzalcóatl es llamado también Tezcatlipoca blanco en tanto que el color de Tezcatlipoca es el negro.

Tezcatlipoca es el señor de las batallas, amo de la vida y la muerte. Era ante él que los espíritus de los muertos debían presentarse. Es, señor del lado norte del universo, que se identificaba con el Mictlán, región del reposo, y se llama Mictlampa, rumbo de los muertos. Se asocia con el color negro, con la imagen del Técpatl o cuchillo de pedernal, lo preside Yayauhqui Tezcatlipoca (Oscuro espejo su esplendor). El norte es una región árida por donde soplan los vientos fríos.

Tezcatlipoca Negro. Solía aparecer representado con una franja negra en el rostro y un espejo de obsidiana en el pecho, donde veía todas las acciones y pensamientos de la humanidad, y del cual brotaba un humo que mataba a sus enemigos. En una pierna muestra un hueso expuesto donde debería estar el pie, su disfraz es el tigre y su emblema un cuchillo de obsidiana, que representa el viento negro.

Una leyenda cuenta que el mundo fue creado por Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, cuando sólo existían el océano y el monstruo Cipactli que habitaba sus aguas. Entonces, Tezcatlipoca ofrendó su pie, utilizándolo como carnada para atraer a la bestia hasta la superficie, tan pronto asomó, fue capturado por ambos, y lograron estirar su cuerpo a lo largo del globo, creando así la superficie terrestre, la tierra firme.

Para los Toltecas, fue Quetzalcoátl quien creó el mundo. Y su hermano, gemelo y antagonista Tezcatlipoca descendiendo hacia la tierra por una tela de araña, quien destruyó toda su obra. Su acción, sin embargo, no tuvo efectos devastadores sino de transformación.

En ocasiones, Tezcatlipoca aparece en las narraciones como un tentador de los hombres. Ponía a prueba la mente de los hombres frente a las tentaciones, castigando la maldad y recompensando la bondad. Una de sus características más relevantes es poseer la juventud eterna, por eso era llamado telpochtli (el siempre joven). Se le atribuye además el nombre Yáotl (el enemigo), como la creación del aire y la música (en una mano porta flechas, en la otra una flauta).

2 comentarios en “Mito del Tezcatlipoca Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *