Mito de la Pachamama

mitos pachamamaLa Pachamama o Mama Pacha es una deidad incaica. Se representa como una mujer indígena, de baja estatura, con una cabeza y pies desproporcionadamente grandes, acompañada por un perro negro, y una serpiente como lazo.

Su nombre procede de la lengua quechua: Pacha; significa tierra, mundo, universo, tiempo, época. Mientras que mama equivale a madre. Por eso la Pachamama es, para ciertas etnias, la Madre Tierra, también designada como madre de los cerros, el ganado y los hombres, ya que se la considera una deidad protectora de todo ellos, en tanto éstos no entren en conflicto con la naturaleza. Cobija a los seres humanos, y a cambio de esta ayuda y protección, ella pide que le compartan un podo de lo que ha brindado. Sin embargo, en su faz negativa: la Pachamama tiene hambre siempre y si no le nutren con ofrendas ella provoca enfermedades, lo mismo sucede si se le ofende.

La divinidad de la Pachamama representa a la Tierra, pero no es únicamente el planeta, sino que abarca mucho más. Es la naturaleza que está en contacto permanente con el ser humano; es todo ello en conjunto. Es una deidad inmediata y cotidiana, que actúa directamente, por presencia y con la cual se dialoga permanentemente, ya sea pidiéndose sustento o disculpándose por
alguna falta cometida en contra de la tierra y por todo lo que nos provee.

Se pide su protección para las cosechas, antes de las épocas de apareamiento de los animales, e incluso antes de salir de cacería, ya que la Pachamama extiende su bendición a esta actividad siempre y cuando el hombre no la acometa por pura ambición o diversión cruel. El peor pecado ante sus ojos es la matanza de crías de guanaco, quien comete este sacrilegio es castigado con toda clase de desgracias, desde la pérdida de la hacienda hasta la muerte.

Se atribuyen a la Pachamama cualidades enamoradizas, así como también la capacidad de dejar prendado a cuanto varón la vea, estos terminan vagando por los cerros, extraviados, hasta desaparecer en ellos para no ser vistos jamás. Si las esposas de estos huyen buscando escapar de la competencia de la Pachamama, puede ser mortal.

La challa o pago es el ritual central de la Pachamama o fiesta de la Madre Tierra, este implica un acto de reciprocidad y se realiza el primer día del mes de agosto. Las ceremonias están a cargo de personas ancianas o de mayor autoridad moral dentro de cada comunidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *