El niño enterrado en la hacienda

leyendas mexicanas niño enterrado

Esta es una leyenda del estado de Zacatecas, de un sitio llamado Hacienda de Sierra Hermosa. Se cuenta que dentro de lo que en algunos tiempos fue la casa grande, se escuchan llantos de un niño, venidos desde ultratumba. Se cree que pertenecen a un pequeño que habitó esa casa en el pasado, que tristemente fue asesinado y enterrado clandestinamente dentro de la casa.

El niño era aun muy pequeño cuando su madre Doña Manuela Moncada falleció de causas naturales, era en ese entonces viuda, siendo aquel su primer y único hijo este quedó bajo la tutela de su tío. Francisco era hermano de Doña Manuela y se dice que aceptó bajo su cuidado al pequeño convirtiéndose en el albacea y administrador de todos los bienes que su difunta hermana acrecentó al lado de su esposo. Se dice que el tío lo adoraba y lo cuidaba como si fuese su propio hijo, muchas personas lo vieron sufrir desconsolado un día que el niño simplemente desapareció, le buscó por meses según dicen hasta que se quedó sin esperanzas.

Pero poco tiempo después los trabajadores de la hacienda empezaron a escuchar el sollozo y llanto de un niño provenir de desde el suelo, en un punto exacto abajo del marco de una puerta entre un pasillo y el comedor, algunos renunciaron al poco tiempo. Pero Don Francisco trataba de ignorar las quejas de la gente bajo su mando, le notaban nervioso cada vez que se hablaba del asunto y terminaba molesto, prohibiéndoles mencionarlo de nuevo. Por lo cual la gente empezó a pensar que él había tenido un ataque de codicia en el cual había asesinado al pequeño, para enterrarlo después en ese lugar, no se sabe a ciencia cierta si murió por su propia mano y alguien mas llevó la tarea sucia, pero personas que habitaron la casa tiempo después, al intentar instalar una tubería, justo en ese mismo punto donde los llantos se escuchan tocaron con una piedra gruesa a manera de lapida.

Encuentra más relatos interesantes es: mitosyleyendas.org.mx


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *